Tabaquismo, ¡no vale la pena!


#1

Vivir con diabetes de cualquiera de sus tipos involucra cuidados excepcionales y algunas veces exhaustivos. Si a una condición crónica como la diabetes le agregamos otros riesgos de salud para otras condiciones el panorama podría ser muy pero muuuuy complicado. Aquí te compartimos un gran texto que encontramos sobre tabaquismo.

Son casi $2300 al año que podía ahorrar o gastas en otras cosas como: ropa, un carro o en algo divertido.

La nicotina hace que el uso del tabaco sea adictivo
La nicotina del tabaco causa que la gente se vuelva adicta más pronto de lo que esperan una vez que empiezan a usarlo. Esto le sucede también a los adolescentes.

Reconocemos un problema de adicción en los siguientes casos:

  • Se le antoja los cigarrillos u otra clase de tabaco.
  • Se siente nervioso sin sus cigarrillos.
  • Ha intentando dejar de fumar, pero se le ha dificultado.
  • Si ya está adicto, existen maneras de ayudarlo. Puede dejar de fumar con éxito con ayuda y apoyo. Sólo pregúntele a su médico

Otros productos de la nicotina
Muchas personas creen que otras formas del tabaco, tales como los cigarrillos electrónicos o el chicle de nicotina son menos peligrosos que fumar debido a que no están inhalando humo. Sin embargo, esto no es cierto. Estos productos contienen muchos químicos e ingredientes nocivos que pueden ser dañinos para el cuerpo.

Si utilizas usa tabaco sin humo, tienes un riesgo mayor de enfermedades de la boca, tales como el cáncer y la enfermedad periodontal. También se pueden caer los dientes, parte de la cara o hasta perder la vida. También es posible que no puedas degustar los alimentos u oler bien.

Los cigarrillos electrónicos son muy adictivos. Recientemente, los cigarrillos electrónicos o e-cigs están siendo comercializados como un producto que se puede inhalar sin fumar.
Fumar cigarros/puros, bidis, cigarrillos de clavo de olor, o cigarrillos mentolados no es más seguro.
Mascar tabaco y el tabaco en polvo son tan perjudiciales para usted. Si usted usa tabaco sin humo, tiene un riesgo mayor de enfermedades de la boca, tales como el cáncer y la enfermedad periodontal. También se le pueden caer los dientes, parte de la caer o hasta perder la vida. También es posible que no pueda degustar los alimentos u oler bien.

Dejar de fumar es posible
Si usted fuma, dejar de fumar es lo mejor que puede hacer para su salud, la de sus amigos y su familia.

Mito: Muchos adolescentes creen que no corren riesgos por fumar. Se dicen a sí mismos: “Yo no fumaré por siempre”, o “Yo puedo dejar de hacerlo cuando quiera”.
La verdad: La mayoría de la gente se da cuenta que no es fácil dejar de fumar.
Si usted continua fumando, su cuerpo va a cambiar. Se acostumbrará al humo. No toserá o se sentirá enfermo cada vez que tome una bocanada de humo del cigarrillo, sin embargo, el daño que le produce a su cuerpo continuará y se empeorará, y usted ni se dará cuenta… por lo menos por un tiempo.

La decisión de dejar de fumar es suya. ¡Se necesita valor para hacerlo! Una vez que se comprometa a dejar de fumar, busque ayuda y apoyo de sus amigos y familiares. Pregúntele al pediatra o pida ayuda a la oficina de salud de la escuela.

Si no tiene éxito la primera vez, no quiere decir que usted sea un fracaso. ¡Siga tratando! La mayoría de la gente necesita más de un intento para logarlo. ¡La práctica hace al maestro!

Última actualización 4/13/2016
Fuente Tobacco: Straight Talk for Teens (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)


Web-Stat web statistics