Títere yo?


#1

lunes 25 de enero de 2010

Títere yo?


"Marianne entra al spa y busca desesperadamente unas pastillas, unos masajes, unas vendas, una dieta milagrosa, un gel que la haga reducir su excedente de peso que recuperó en tan solo un mes. La consultora le aconseja varias sesiones de luz infrarroja de amplio espectro y succión con movilización tisular. Platicando en confianza, Marianne le dice que está harta de que se atraviesen fechas que le truncan su proceso de llegar a su peso meta. ¡Cómo no voy a estar así después de las vacaciones de diciembre y la comedera en casa de toda mi familia! ¡No deberían ser tantos días!".

Cuando estamos aprendiendo a vernos, muchas veces confundimos nuestra responsabilidad con culpar* a otros. Complicamos la solución y adjudicamos respuestas al exterior, como si el otro tuviera la responsabilidad y la voluntad que a nosotros nos falta. Caemos en trampas de cederle al otro el poder de mover nuestra vida como ellos deseen; seguimos eximiéndonos de ejercitar auto responsabilidad, y dejamos de ver, tanto nuestros éxitos, como nuestros errores. Regresamos a un estado de victimismo y volvemos a jugar el juego de los títeres, donde simplemente le otorgamos el poder a quien elegimos nos mueva en una escena más de teatro guiñol.
Dice Sun Tzu, en el Arte de la Guerra, que “la clave del problema, es darnos cuenta del problema”. La efectividad de saber resolver, radica en ver con claridad, en primera instancia. Si nosotros decidimos interrumpir nuestro proceso de bajar de peso en diciembre, -porque es un mes de comedera y reuniones por doquier, como dice Marianne!-, está bien, solo que asumamos lo conlleva y veámoslo como YO DECIDI INTERRUMPIR, y no el otro me metió la comida a la fuerza.

El encuadre nos apoyará a asumir la responsabilidad, y como lo hemos dicho, asumirla implica que nos logremos dar cuenta de las cosas tal cual son, respetar la realidad y en consecuencia respetarnos.
Cuando tenemos claro el problema, podemos continuar preguntándonos el para qué lo hicimos, y las respuestas serán genuinas y tendrán un trasfondo sólido. Hay que partir del problema para plantearnos soluciones, y que el planteamiento apunte hacia nosotros. No quiere decir caer en victimismo y ser la protagonista de una telenovela que tenga un guión de “sí, fue mi culpa”; “si, yo me equivoque”; “sí, soy una débil”; porque también ahí nos podríamos quedar un buen rato sin brindarnos soluciones positivas. La idea es asumir en lo que yo colaboré y proponerme un nuevo trato para enmendar la solución con optimismo.
Si Marianne se quedara en su victimismo de haber “roto su proceso de baja de peso en diciembre”, quizás habría tomado conciencia con 20 kg mas en julio, con una receta médica que dijera urgente canalizar a nutrición y con una autoestima por los suelos! digo, jugando a las suposiciones.

La idea es que te cuestiones y te respondas honestamente, asumiendo la parte en la que colaboraste para generar esta situación.
Desde el “Yo decidí" te surgirán nuevas propuestas resolutivas y muy creativas.

*GLOSARIO CREER, SUGERIDO PARA UNA VIDA CON BIENESTAR.
Esta semana cambia la palabra CULPA por RESPONSABILIDAD, verás que el contexto cambia de color!!

CULPA
1. F. Falta que se comete voluntariamente.
RESPONSABILIDAD
1. F. Cumplimiento de las obligaciones o cuidado al hacer o decidir algo. Responder ante ciertos actos o errores.
TEXTO EXTRAIDO DE www.cre-er.com.mx
Realización: Claudia Jiménez

Web-Stat web statistics