Todo sobre los trastornos de ansiedad


#1

Todos sentimos ansiedad. Hablar frente a un grupo hace que la mayoría de nosotros nos sintamos ansiosos, pero eso nos motiva a prepararnos y hacerlo bien. Conducir con mucho tránsito es una fuente común de ansiedad, aunque nos mantiene alertas y precavidos para evitar mejor los accidentes. Sin embargo, cuando los sentimientos de miedo y angustia intensos son abrumadores y nos impiden realizar actividades cotidianas, un trastorno de ansiedad puede ser la causa.

Síntomas
Los trastornos de ansiedad son un grupo de condiciones relacionadas, y cada una presenta síntomas únicos. Sin embargo, todos los trastornos de ansiedad tienen una características en común: el temor o la preocupación persistentes y excesivos en situaciones que no son amenazantes. Las personas pueden presentar uno o más de los siguientes síntomas:

Síntomas emocionales:

Sentimientos de aprensión o terror
Sentimientos de tensión y nerviosismo
Inquietud o irritabilidad
Anticipar lo peor y estar alerta en busca de signos de peligro

Síntomas físicos:

Latidos fuertes o acelerados y falta de aliento
Molestias estomacales
Sudoración, temblores y tics
Dolor de cabeza, fatiga e insomnio
Molestias estomacales, micción frecuente o diarrea
Tipos de trastornos de ansiedad
Los diferentes trastornos de ansiedad presentan varios síntomas. Esto significa que cada tipo de trastorno de ansiedad tiene su propio plan de tratamiento. Los trastornos de ansiedad más frecuentes incluyen:

Trastorno de pánico
Está caracterizado por ataques de pánico, una sensación de terror repentina y a veces ataca repetidamente y sin previo aviso. A menudo, el ataque de pánico se confunde con un ataque cardíaco, y causa síntomas físicos intensos, que incluyen dolor en el pecho, palpitaciones, mareos, falta de aliento y molestias estomacales. Muchas personas tomarán medidas desesperadas para evitar un ataque, que incluyen el aislamiento social o evitar lugares específicos.

Fobias
Todos tratamos de evitar ciertas cosas o situaciones que nos hacen sentir incómodos o incluso temerosos. Sin embargo, para una persona que padece una fobia, ciertos lugares, eventos u objetos crean reacciones poderosas de un temor intenso e irracional. Muchas personas con fobias específicas tienen varios desencadenantes. Para evitar entrar en pánico, una persona con fobias específicas trabajará duro para evitar sus desencadenantes. Según el tipo y la cantidad de desencadenantes, este miedo y los intentos por controlarlo pueden tomar las riendas de la vida de una persona.

Trastorno de ansiedad generalizada (GAD)
El trastorno de ansiedad generalizada (GAD) produce una preocupación crónica, exagerada por la vida cotidiana. Esto puede consumir horas a diario, haciendo que resulte difícil concentrarse y finalizar tareas cotidianas todos los días. Una persona con GAD puede volverse exhausta por las preocupaciones y sufrir dolores de cabeza, tensión o náuseas.

Trastorno de ansiedad social
A diferencia de la timidez, este trastorno provoca un temor intenso que a menudo nace de miedos irracionales sobre humillación social, el decir algo estúpido o no saber qué decir. Es posible que una persona con un trastorno de ansiedad social no participe en conversaciones, no opine en debates de la clase ni ofrezca sus ideas, y se aísle. Los síntomas del ataque de pánico son una reacción frecuente.

Otros trastornos de ansiedad incluyen: agorafobia, trastorno de ansiedad por separación y trastorno de ansiedad inducido por sustancias/medicamentos que involucran una intoxicación o abstinencia, o un tratamiento con medicamentos.

Causas
Los científicos creen que muchos factores se combinan para causar trastornos de ansiedad entre ellos la genética y el estrés

Diagnóstico
Los síntomas físicos de un trastorno de ansiedad pueden confundirse fácilmente con otras afecciones médicas, como la cardiopatía o el hipertiroidismo. Por consiguiente, habrá mayores probabilidades de que el médico realice una evaluación minuciosa, que incluya un examen físico y una entrevista, y ordene análisis de laboratorio. Después de descartar una enfermedad médica, el médico puede recomendar a la persona que consulte a un profesional de salud mental para obtener un diagnóstico.

Tratamiento
Dado que cada trastorno de ansiedad presenta distintos síntomas, los profesionales de la salud mental podrían recomendar también distintos tipos de tratamiento. Sin embargo, existen varios tipos de tratamientos frecuentes:

Sicoterapia, incluyendo terapia del comportamiento cognitivo
Medicacion, incluyendo medicamento anti ansiedad y anti depresivos.
Tratamientos de Salud Complementarios, incluyendo técnicas contra el estrés y de relajación.

Fuente: http://espanol.nami.org/Learn-More/Mental-Health-Conditions/Anxiety-Disorders#sthash.VqMGdBwQ.dpuf


#2

Y aquí va mi recomendación.

Les sugiero que intenten los tratamientos de salud complementarios y la psicoterapia como primera opción. Opten por dejar a los medicamentos como su ultimo recursos, porque desafortunadamente los efectos secundarios suelen ser peores que la misma ansiedad. Yo intenté con las benzodiacepinas, y en un principio me ayudaban, pero después me provocaban los ataques de pánico. Y junto con mis doctores, intenté otros tantos mas (sertralina, escitalopram, paroxetina, fluoxetina, etc) y todos me descontrolaban horriblemente. Mientras que las técnicas de relajación y respiración han sido la mejor ayuda. Con decirles que hasta el simple hecho de saber que iba a tomar medicamentos comenzó a producirme ansiedad! Eso no quiere decir que en casos “graves” deban omitir sus medicamentos, sino que en la medida de lo posible, opten por terapias que no los incluyan y siempre bajo el consejo de su medico de cabecera. Si un medico se los receta sin siquiera intentar un tratamiento sin medicamentos, duden y busquen una segunda opinion. Es el único consejo que podría darles.


#3

Muchas gracias por tan buenos consejos. Mil gracias!. Saludos.


#4

Muy buena información gracias.
:relaxed:


Web-Stat web statistics