Tu no eres tus problemas


#1

Cuanto más te identifiques con los problemas que enfrentas,
más difícil te resultará resolverlos.

Si todo tu ser quedara envuelto en tus limitaciones,
¿cómo podrías librarte de ellas alguna vez?

Hay una parte de ti que existe más allá de todo problema,
más allá de toda limitación.
Deja que sea esa parte la que domine tus pensamientos,
tus palabras y tus acciones.

Aunque vas a tener problemas,
no les permitas delimitar quien tú eres.

Funciona desde un nivel que esté por encima de todos los problemas, porque es desde esa perspectiva que los podrás trascender.

Si te ves a ti mismo como un perdedor,
será eso lo que siempre serás.

Pero si te ves como en un ganador que está enfrentando algunos desafíos complicados,
puedes estar seguro de que te las ingeniarás para superarlos.

No te veas como una persona con problemas,
sino como alguien que genera valor a partir de las situaciones complicadas que debe enfrentar.

No veas a los desafíos y a las limitaciones como partes permanentes de ti, sino como peldaños en la escalera que lleva a la concreción de tus más preciados sueños.

Tú no eres tus problemas y ellos no son tú.

Puedes optar por expresar tú valor único y especial,
no importa cuáles puedan ser las circunstancias.


Web-Stat web statistics