¿Un vínculo entre el autismo y la diabetes tipo 2?


#1

Una revisión de las alteraciones genéticas y bioquímicas asociadas al autismo ha revelado un posible vínculo entre esta enfermedad, que es un trastorno neurológico bastante común últimamente, y la diabetes tipo 2, otra enfermedad que ha aumentado en décadas recientes.

Fuente: ENLACE

Parece que la diabetes tipo 2 y el autismo comparten un mismo mecanismo subyacente: la hiperinsulinemia y alteraciones en la tolerancia a la glucosa. Así lo cree Michael Stern, profesor de bioquímica y biología celular de la Universidad Rice, quien expresa su hipótesis con un artí■■■■ en la revista académica Frontiers in Cellular Endocrinology.

La hiperinsulinemia, que a menudo antecede a la resistencia a la insulina, es una afección caracterizada por niveles excesivos de insulina en la sangre. La resistencia a la insulina a menudo está asociada con la obesidad y la diabetes tipo 2.

"A los médicos les será muy fácil comprobar mi hipótesis", anuncia Stern. "Pueden hacerlo aplicando a niños autistas dietas bajas en carbohidratos que minimicen la secreción de insulina, y viendo si sus síntomas mejoran".

El laboratorio de Stern está especializado en investigar las interacciones genéticas asociadas con enfermedades genéticas como la neurofibromatosis, un trastorno en el que los pacientes son mucho más propensos a ser afectados por el autismo y por trastornos del espectro autista (ASD por sus siglas en inglés) como el Síndrome de Asperger.

El autismo y los ASD son trastornos neurológicos que tienen una fuerte, pero poco conocida, base genética. La red de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en Estados Unidos, estima que 9 de cada 1.000 niños en ese país son diagnosticados con algún trastorno del espectro autista.
Se sabe de al menos cuatro genes asociados al autismo que producen proteínas que desempeñan papeles clave en una vía bioquímica conocida como PI3K/Tor. Teniendo en cuenta, entre otras cosas, que la PI3K/Tor es la principal vía de las señales de insulina dentro de las células, Stern sospecha de la existencia de un vínculo entre el autismo y la diabetes tipo 2.

El hecho de que la incidencia del autismo esté aumentando, combinado con el de que también la incidencia de diabetes tipo 2 esté aumentando, es un indicio adicional importante para Stern, quien considera razonable que cada aumento pueda tener la misma causa, y ésta podría ser, en su opinión, el aumento de la hiperinsulinemia en la población general.

Copyright © 1996-2011 NCYT | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artí■■■■ han sido realizadas por el equipo de NCYT.


#2

Los adolescentes y los adultos jóvenes con autismo tienen aproximadamente tres veces más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que los que no tienen la afección, según uno de los estudios más grandes de autismo y diabetes hasta la fecha.

Los hallazgos, publicados en marzo en Diabetes Care, se suman a la creciente evidencia de que las personas con autismo enfrentan una larga lista de problemas de salud crónicos.

La diabetes tipo 2, que a menudo va de la mano con la obesidad asociada a un subconjunto de casos de autismo, puede conducir a enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, así como a daños nerviosos y renales.

Alrededor del 32 por ciento de los niños pequeños con autismo tienen sobrepeso y el 16 por ciento son obesos, en comparación con el 23 por ciento y el 10 por ciento de los niños con un desarrollo típico.

Ciertos factores de riesgo genéticos para el autismo, como las deleciones en el cromosoma 16, también están ligados a problemas de peso.

Las mujeres que son obesas o tienen diabetes mientras están embarazadas tienen mayor probabilidad de tener hijos con autismo.

Sin embargo, la prevalencia de diabetes entre los individuos con autismo, sin embargo, ha sido menos clara.

Un estudio realizado el año pasado reveló un mayor riesgo de diabetes, así como muchos otros problemas de salud crónicos entre los adultos con autismo, posiblemente debido a la falta de acceso a la atención preventiva

Si queréis más infomarción, haz clic aqui


Web-Stat web statistics