Una conversación entre amigas


#1

Publicado originalmente en Familias con Diabetes

Les presentamos la conversación entre dos viejas amigas, que se encuentran luego de muchos años sin verse. Vamos a ver cuantos de ustedes se identifican o han escuchado algo similar a esta conversación.

Lucía- “María, pero como has estado, hace tanto tiempo que no nos vemos. Estás muy delgada, que bien te ves, y ¿tu familia, cómo está?

María- “Todos están bien, que bueno verte a ti también. Han pasado muchos años.

Lucía- “Niña pero dime que dieta llevas, te ves muy bien”

María- “No es dieta Lucía, he aprendido a alimentarme saludable y hago ejercicios. Hacen 3 años atrás, no me sentía, ni me veía me como hoy. Me diagnosticaron diabetes y al educarme acerca de la condición decidí tomar el control”

Lucía- “No me digas, diabetes! Pero, ¿cuál la buena o la mala?”

María- “Ay Lucía, no te entiendo, ¿cómo que la buena o la mala? La diabetes no es buena o mala; es diabetes. Si te refieres al tipo de diabetes, tengo diabetes tipo 2.”

Lucía- “Pues mira la mala es cuando tienes que usar insulina, pues a mi abuela se quedó ciega de un ojo, cuando le comenzaron a dar insulina. Si el médico te dice que tienes que usar insulina, NO la uses. Dile que no, que muchas gracias.”

María- “Lucía, creo que no conoces mucho acerca de la diabetes.”

Lucía- “Como que no, si toda mi familia tiene diabetes. Mira, mi abuelos la tenían, mis papás, tías y hasta mi hermano la tienen. Pero es la buena, pues no usan insulina y no tienen que estar pinchándose los dedos para medirse el azúcar. Desde que soy chiquita vengo escuchando hablar de la diabetes.”

María respira profundo y le pregunta; “¿Tienes tiempo para un café y platicamos un poco?”

Te pregunto, ¿Cuál es tu diabetes, la buena o la mala?

No existe la diabetes buena o mala. Ambas son igual de peligrosas si no se manejan de manera correcta; manteniendo los niveles de glucosa en sangre dentro de los parámetros recomendados por nuestro médico, con el propósito de prevenir o retrasar las complicaciones relacionadas con esta condición. La diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 provocan las mismas complicaciones de salud:

Enfermedad cardíaca y derrame cerebral
Nefropatía Diabetica (Daño o enfermedad renal)
Pérdida de visión
Neuropatía
Amputaciones
La diabetes tipo 1 y tipo 2 son enfermedades crónicas (de larga duración, no curable y por lo general de progresión lenta) caracterizada por una concentración muy alta de glucosa (azúcar) en la sangre, debido a que el cuerpo no produce insulina o no es capaz de utilizar correctamente la que produce.

La diabetes tipo 1 requiere múltiples inyecciones diarias de insulina o la utilización de una bomba de insulina, conjuntamente con un monitoreo frecuente del nivel de glucosa, para un buen manejo de la condición. La diabetes tipo 1 es peligrosa, ya que ante la falta de insulina pueden haber complicaciones muy serias en sólo horas. Este factor o diferenciación entre ambos tipos de diabetes contribuye a la confusión y a la “teoría” de algunas personas de que un tipo de diabetes es buena o mala. La insulina es una hormona que todos producimos, pero las personas que ya no la producen, necesitan inyecciones diarias para poder vivir. Recuerda que una persona que vive con diabetes tipo 2 pudiera, en algún momento de su tratamiento, utilizar insulina. Por estas razones, el que alguna persona que vive con diabetes tenga que inyectarse insulina no hace que su diabetes sea buena o la mala.

La diabetes tipo 1 no puede ser catalogada como la diabetes buena o mala; es una condición que requiere muchos cuidados preventivos, al igual que la diabetes tipo 2. Malas son las complicaciones relacionadas a un mal manejo de ambos tipos de diabetes. Por eso es nuestra misión de llevar un mensaje de educación, apoyo y empoderamiento de la diabetes. Mientras más educados estemos, tendremos más herramientas para enfrentar los retos diarios de esta condición, logrando un mejor auto-cuidado, resultando en una vida más saludable, productiva y libre de complicaciones. La educación es la mejor prevención de complicaciones.

La diabetes mala es la que no es diagnosticada, la que no atendemos, la que tratamos incorrectamente y la descontrolada. Aquella que aunque conocida por la persona que la padece, esta no hace nada para educarse y cuidarse; sea diabetes tipo 1 o tipo 2.

Lucía es un claro ejemplo del concepto que tienen muchas personas acerca de la diabetes, seamos como María y aprovechemos las oportunidades para educar a los demás.


#2

Excelente historia que gráfica la verdad de nuestra condición que algunos no asumen ni se informan ,prefieren no saber y cometen muchos errores por miedo al miedo y se sumen en la ignorancia, muchas gracias ojalá muchos la lean y se hagan responsable de si mismo.


#3

Desafortunadamente hay muchas personas que no entienden el problema de la diabetes y no les interesa.
Hay mucha desinformación al respecto y muchas veces preferimos quedarnos con los mitos que con la realidad. Gracias por tener estos foros donde podemos estar informados.


#4

Ojala y nos diéramos el tiempo para platicar con esas personas mal informadas, para seguir informándonos día a día.


Web-Stat web statistics