Viajando con diabetes y sus implicaciones: Entrevista en vivo


#1

Aveces pensamos que vivir con diabetes nos impide ser aventureros. Después de platicar con Viajeros Crónicos como los conocemos en la red nos dimos cuenta de todo lo contrario. Uli fue diagnosticado con diabetes hace 7 años. Desafortunadamente y como en muchos casos fue diagnosticado con diabetes tipo 2 erróneamente. Más adelante siguió buscando información y se dio cuenta de vivir con diabetes tipo 1. Él utiliza insulina para sobrevivir desde entonces.

¿Quienes son Uli y Ali?
Ellos son una hermosa pareja que se conoció hace 4 años, son de San Francisco Córdova y coincidieron en un grupo de viaje a Perú con mochila al hombro. Luego de 5 días de compartir 24 horas al día sin internet se enamoraron y desde entonces han decidido compartir su vida. Ambos querían viajar por el mundo y llegar lejos.

Pronto planearon “el gran viaje de su vida” un viaje con fecha de ida pero no de regreso. Ellos se confiesan aventureros. Al organizar el viaje se dieron cuenta de lo grato que sería de escribir un blog, Ali es periodista y compartir la experiencia de su compañero de viaje y vida con una condición crónica.

Primero realizaron un viaje piloto a Colombia con mochila lista y tuvieron las precauciones necesarias para el cuidado de Uli durante y antes del trayecto específicamente por el transporte de sus medicamentos. Desde entonces escriben un blog de viaje como cualquier otro pero ayudan a otras personas, como tú y como yo, a aprender sobre viajar con lo necesario para el cuidado de nuestra diabetes. Sin duda ellos pueden ser las mejores fuentes informativas en ese sentido.

“La actitud de Uli fue siempre abierta, no le importaba inyectarse y hacer sus cosas frente a todos” comenta Ali, poco a poco fueron aprendiendo juntos sobre diabetes. Con el viaje se encontraron con la necesidad de aprender más sobre diabetes tipo 1 para evitar que esto interfiriera con sus planes.

Nuestros mayores retos
El mayor reto que enfrentaron Uli y Ali en ese viaje sin regreso fue el tema de la refrigeración de la insulina. Al salir de Argentina llevaban una cantidad de insulina importante toda en una conservadora la cual siempre debían llevar consigo y refrigerar los geles para conservar en buen estado las insulinas con las que viajaban. De ello dependía un poco la velocidad y movimiento que realizaron. Al llegar a Dinamarca encontraron que podían tramitar un permiso para trabajar de manera legal durante sus vacaciones. De esa forma tenían servicios de salud gratuitos. Afortunadamente encontró ahí una cartera frío que sirve para conservar la insulina en buen estado. Antes de ello era imposible transportar la insulina en una bicicleta por las temperaturas.

El tema de las tiras reactivas también fue complicado, al llegar a Australia se dio cuenta de que tenía que adquirir las tiras reactivas a alto costo pero reconocían ambos que era una prioridad. Afortunadamente ese panorama cambió en Dinamarca y se pudo ir preparando para su viaje en bicicleta.

Ellos visitaron los siguientes países, los escribo aquí para que mueran junto conmigo de envidia ja, ja.

  • Australia y trabajaron de manera voluntaria a cambio de comida y alojamiento. (limpiando casas, cuidando niños, en fábricas, limpieza de pastizales, construcción de cañerías, etc).
  • Dinamarca donde trabajaron al inicio como voluntarios a una casa de familia para ambientarse. Ahí estuvieron en una granja orgánica trabajando en el campo cosechando y realizando trabajo manual. En Copenhague lavaron platos durante 9 meses con un buen contrato de trabajo que les permitió ahorrar dinero para su viaje posterior en bicicleta por 9 meses.

Sepan que en bicicleta recorrieron Austria, Eslovaquia, Croacia, Bosnia, Hungría, Italia y Francia donde terminó su viaje (entre otros lugares). Qué tal ¿eh?

Ellos están muy decididos a colaborar en la información y educación de otros. La diabetes no es, no ha sido y no será nunca un impedimento para ellos.

Ellos nos aconsejan:

PRIMERO LO POSITIVO: todo lo que ya sabemos que va a pasar si no nos cuidamos es innecesario repetirlo mil veces a un niño, intentemos enfocarlo hacia el lado positivo. Podrás ir de camping, podrás viajar, podrás participar en los olímpicos, vale la pena cuidarse, si te cuidas podrás hacer todo esto ¡Y más!

No dejes de seguir a Uli y a Ali…nosotras estuvimos encantadas con su participación y prometemos traerlos una vez más.


Web-Stat web statistics