Vino y Diabetes

No se ustedes, pero yo adoro el vino. Mucha gente me pregunta: “¿Tu Diabetes te permite tomar vino?”. La respuesta, como en muchos casos, es: “Depende.”

Primeramente, cabe destacar que se han publicado numerosos estudios que revelan que el vino aparentemente ayuda a los no-diabéticos a evitar el desarrollo de esta terrible condición. Por supuesto, la idea no es tomarse una botella al día, pero se dice que una o dos copas de vino al día (especialmente, vino tinto) ofrecen este beneficio entre tantos otros.

Ahora, se podrán preguntar: qué puede hacer alguien que ya es diabético con respecto al consumo de vino? En este caso, los lineamientos de la Asociación Americana de la Diabetes resultan de utilidad. El vino, como bebida alcohólica, debe ser consumido en moderación por los diabéticos, ya que el alcohol tiene como efecto el contribuir a bajar el nivel de glucosa en la sangre.

Si bien la misma regla de una a dos copas al día mencionada anteriormente para ayudar a prevenir la diabetes sigue aplicando, esta regla aplica generalmente a casos en que uno como diabético tiene su condición bajo control y asume que uno NO tiene el estómago vacío. Estas parecen cosas de sentido común y lo son, incluso para gente no diabética, pero en el caso de diabéticos es particularmente crítico, porque no seguir estas simples reglas puede conducir a un nivel extremadamente bajo de glucosa en la sangre (producto de muchas copas de vino, o incluso una o dos copitas en un estómago vacío), también conocido como hipoglicemia, que te dejará unos malos recuerdos difíciles de borrar.

El vino (como la mayoría de las cervezas) tiene la ventaja de poseer un nivel de alcohol más bajo que otros licores fuertes. Sin embargo, no debe ser abusado, ya que puede ocasionar los mismos daños que todo tipo de alcohol, cuando se consume en exceso. Asi que, en resumen, si eres diabético, puedes tomar vino: sólo hazlo con moderación.

Para mas informacion sobre vinos, visita el blog de vinos “La Casa de Antociano”.

Y ustedes, ¿qué experiencia con vinos y diabetes?

Hoy se ha unido a nuestra comunidad Manuel Camblor, autor del excelente blog sobre vinos “La Otra Botella”.

Muy en particular si son amantes del vino, los invito a que disfruten de sus comentarios:
http://blogs.larioja.com/otrabotella/posts

A ver, Manny, que todavía estoy sacando momentitos para terminar mi perfil, pero voy a dar una respuestica breve a esto del vino…

Yo siempre he dicho que una de mis suertes en 28 años de diabético es la de no haber sido jamás dulcero. Eso sí, en mi adolescencia descubrí el vino y me apasioné por lo mágico que puede ser, por su cultura actual y sus tradiciones a lo largo de la historia. Desde ese descubrimiento he declarado a todos los médicos que me han tratado que el vino es una de las cosas que me da alegría de vivir. Y tratar la diabetes no es solamente cuesti´øn de supervivencia, sino de asegurarse calidad de vida. Por lo que para mí el goce del vino, que poco tiene que ver con su contenido alcohólico, es algo no negociable. Médico que me diga que el vino no tiene cabida en mi tratamiento, médico del que me despido inmediatamente y a quien jamás volveré a ver.

Puesto esto sobre la mesa, algunas consideraciones prácticas:

(1) El vino tiene indiscutibles cualidades antioxidantes. En ese sentido, consumido en estricta moderación, es muy beneficioso para la salud del diabético y del no diabético por igual.

(2) Pero ojo, lo de la moderación es importantísimo, no solamente por las hipoglicemias posibles (que en mi experiencia han sido pocas): Estamos hablando de uan bebida con un contenido calórico nada despreciable. Para los diabéticos Tipo 1 viejos, como yo, que llevamos ya tanto tiempo en terapia insulínica y estamos sufriendo sus consecuencias tardías, como una ganancia desmoderada de peso, las calorías extra son un problema.

(3) Al alcohol: Muy cierto es que en un estómago vacío cae vino y los estragos son rápidos. Por eso, y porque es parte de mi cultura personal del vino, siempre he aconsejado consumir vino como parte de una comida. Disfruta uno mucho buscando maridajes con platos (eso es especilamente importante para mí, que me encanta cocinar). Recuerda el antiguo decir provenzal: “Una comida sin vino es como un día sin sol”. Creo que la viceversa aplica igual.

(4) Al alcohol otra vez: Dices algo que quizás se basa en una idea del vino que no aplica a muchos vinos de hoy–que su contenido alcohólico es bajo. El calentamiento global y ciertas modas en el cultivo de la uva y la elaboración de vinos están llevando, en los últimos tiempos, a vinos con contenidos alcohólicos mucho más altos que los de antes. En particular en regiones como California, el Levante español y muchas otras, se ha vuelto costumbre ver vinos con 15% de alcohol por volumen o más como “the new normal”. Antes, el alcohol de un vino normal era más bien de 11% a 13%. Los os o tres grados hacen la diferencia y hay que estar muy atento a lo que uno se mete en el cuerpo. Una guía para no-enómanos que gustan de consumir vino: A más cuerpo, generalmente más alcohol. O sea que si te dan un vino muy “grande” o “corpulento” intenta ver la etiqueta, porque puede andar montadito de alcohol.

Claro, preguntas de mi experiencia y no puedo dejar de responder a eso. Creo que cuento mucho de élla en mi blog. Me toca catar (aunque no soy profesional del vino, soy un amateur apasionado que prueba una cantidad grande de vinos cada mes) mucho y he de controlar mi ingesta de alcohol bastante rigurosamente. Si no lo hago, podría acabar mal. Ya, si alguien quiere enterarse de mis estrategias para no andar borracho como una cuba tras catar 50 ó 60 vinos en una tarde, podemos entrar en materia después.

Perdón por cualquier error tipográfico. Esto fue “written at the speed of thought” en un descansito de todo el trabajo que he tenido este lunes temprano. Luego seguimos.

M.

Yo también he experimentado que el vino produce bajadas de azúcar, especialmente, como tu dices, con el estómago vacio, sin embargo con la cerveza me pasa todo lo contrario, me dan unas subidas expectaculares y en verano (ahora es verano por estos lares), apetece más una cervecita bien fresquita que vino tinto, siempre con moderación, por supuesto, pero tanto para diabéticos como para los que no lo son.

Manuel, muchas gracias por tu post, me ha ayudado muchisimo… yo tambien pienso que el vino hay que saborearlo… no es cuestion de cantidad, sino la calidad de la experiencia, que vino tomas y combinado con que comida…

Está muy interesante el tema, asi me educo, siendo hijo de europeos en mi casa no falta el vino y es que desde pequeñitos lo consumen en casa, sobre todo en las navidades, que por cierto se bajo el consumo, o al menos eso me hicieron notar. Y en la mayoría de los platos que antes preparaban en casa se acompañaban con vino.
En las sopas sobre todo, al momento de servir se le coloca una buena porción de vino (que no lo he visto más en mi sopita)

Me gustaria saber en referencia a ste tema, cuando en casa se prepara ciertos platos que llevan vino si se le puede añadir o no?

En realidad, como no conozco de vinos y no los sé apreciar les puedo decir que lo tomo en las comidas, pero en alguna reunión ya que en mi casa la única que consume alcohol soy yo.
Otro tema es la cerveza, esta si me gusta y la disfruto, incluso estando embarazada le pregunté a mi diabetóloga si podía tomar y me dijo que si, pero solo un vaso, por el bebé. Luego, en un campamento para diabéticos donde había muchos jovenes surgió el tema y hasta los médicos, conociendo que los jóvenes toman mucho, mezclan etc. y sabiendo que no van a dejar de tomar, nos aconcejaron que por supuesto bebieramos con moderación, y que si fuimos a bailar y trasnochamos, no nos fueramos a dormir sin medirnos y sin hacer una colación, ya que el alcohol primero te sube pero luego te baja, y si estás medio medio a lo mejor no te despiertas y no es por la borrachera sino por una hipo. Espero que les sirva y me gustaría conocer más sobre vinos porque aunque no se deba, yo lo tomo con hielo y si sigue muy fuerte hasta soda le pongo. Gracias.

De verdad cada vez me enamoro mas de esta maravillosa pagina, la verdad no sabia esto del vino, como adolescente, pues cada vez q voy de farra bebo un poco pero 100pre amanezco con bajas de glucosa, pensaba q era xq no comia o bailaba mucho tiempo durante las fiestas o en la disco pero ya me estot instruyendo el porque de estas bajas…! Mi pana Gran labor humanitaria de verdad! muchisimas gracias!

AMIGOS TENEMOS QUE TOMAR EN CUENTA QUE A LA HORA DE ELEGIR SEA UN BUEN VINO, NO ESOS QUE DICEN SERLO Y TIENEN UN COSTAL O SACO DE AZUCAR Y SABOR ATIFICIAL DE UVAS, OJO CON ESTO. SI LO TOMAS QUE SEA BUEN VINO Y RECUERDA DE LO BUENO POCO. SALUD.

Hola Manuel, sabes la verdad nunca he probado ningun licor, y ahora con esto si me da miedo, prefiero no hacerlo, pero que bueno que tu si disfrutas de ves en cuando.

Aca les menciono un articulo que saque de una revista de diabetes

ES NECESARIO APLICARSE INSULINA ANTE
EL CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHOLICAS

El alcohol en exceso puede provocar hipoglucemias porque no permite que el hígado libere glucosa; por lo tanto es importante controlar la cantidad que se consume.
Las bebidas alcohólicas que no poseen carbohidratos, no necesitan insulina para su metabolización. Por ejemplo, whisky, gin, cognac, jerez, champagne y vodka. Sin embargo, si forman parte de “tragos” que tienen azúcares o jugos de frutas, es necesario calcular la dosis de insulina para el consumo de estas preparaciones por la cantidad de glucosa que contienen.
Este cálculo es absolutamente personal porque si luego de una ingesta de bebidas alcohólicas en una reunión decide bailar o caminar, si no ajusta la insulina puede realizar una hipoglucemia. Es decir, si el consumo es moderado y decide bailar o realizar alguna actividad física, tal vez no sea necesario que se aplique insulina por el trago, aunque tenga azúcares.
Las bebidas como cerveza o sidra, deben calcularse porque tienden a elevar la glucemia rápidamente, por su mayor consumo. Para 1 lata de cerveza hay que aplicarse 1 unidad de insulina. Y para 1 copa de sidra (etiqueta blanca) también hay que aplicarse 1 unidad de insulina.
También es importante saber que el alcohol tiene calorías y cada gramo aporta 7 kcal como hemos mencionado, valor similar a las grasas.
En pacientes sin complicaciones NO se aconseja más de 1 porción de bebida alcohólica en la mujer y 2 en el hombre.
Las personas con diabetes que realizan tratamiento intensificado cal~ culan unidades de insulina de acción rápida según el valor de glucemia y porciones de carbohidratos que consumen antes de las comidas. En general, los reemplazos de los alimentos se realizan contemplando 15 9 de hidratos de carbono. Las calorías de las porciones las dan los carbohidratos, las proteínas y las grasas de las preparaciones pero recuerde que para el cálculo de insulina, sólo cuenta el contenido de los glúcidos o carbohidratos. Para evitar aumento de peso y alteraciones de lípidos en sangre; el concepto es utilizar las dosis de insulina de acción rápida necesarias para los alimentos con hidratos de carbono, con fibra, y bajos en grasa y calorías según la evaluación nutricional de cada persona.
Finalmente, las pautas alimentarias mencionadas son consejos generales pero es importante que consulte con su licenciado en nutrición o médico nutricionista para tener un asesoramiento individualizado.

Espero les sea de utilidad

Saludos

la unica experiencia k tuve con una bebida alcoholica fue en una disco en mi adolescencia,me dejaron cuidando una “vaca voladora” k es algo asi como granadina,whiskie,tequila,agua mineral,lehe condensda y leche evaporada,la verdad?ESTABA RIQUISIMA aclaro,no era mia,solo me dejaron cuidandola pero,la curiosidad mato al gato y me ngolosine,cosa k me hizo terminar en el hospital esa misma noche con una hiperglucemia muy severa y cetoacidosis,desde entonces soy muy cuidadosa y cuando brindo,procuro sea VINO TINTO o WHISKY CON AGUA MINERAL solo un pokitito.saludos a todos.

Yo la verdad que tengo problemas porque me gusta tomar vinos, pro no todos los dias solo los viernes que me junto con amigos, y ahi si me tomo una botella yo solo. si bien no me producen hipoglucemias, al otro dia me siento muy cansado y por lo general con mediciones altas. Mi medico no quiere que hable del tema porque prefiere que no tome o solo 2 copoas, pero para mi es un placer que me doy, eso si tomo vino del bueno. Por el contrario si me exceso de esa cantidad si me hace hipoglucemias.
Seguramente esa botella semanal no es lo aconsejable pero no se si estoy dispuesto a renunciar, sin ser un alcolico ya que durante los otros dias ni pruebo alcohol

en mi caso la crveza me sube mucho los nibeles de azucar y por lo contrario un buen vino tinto me los mantiene o baja siempre bebiendo en su santa medida.

¡¡¡VIVA EL VINO … y, y, y se me ha olvidado como terminaba la frase……

En mi caso particular vivo en el departamento donde se producen los mejores tintos variedad Malbec del mundo, me crie entre viñas, mi padre se dedico a la industria y puedo decir sin temor a equivocarme (al igual q Luis Pasteur ) el vino es la mas noble y sanas de las bebidas. Y no sigo porque estoy ebrio y me olvide lo q iba a decir jajaj

Que grande Alejandro un genio, viva el malbec, mendoza y el buen humor, te mando un abrazo Javier.

En mi época de no diabético y deportista nato, tenia el alcohol bastante restringido. Sin embargo, poco tiempo despues de mi debut, volvi al deporte, aunque con menos intensidad, pero, fundamentalmente, comence a saborear mucho mas esa porción de vino tinto que, terminado el dia de trabajo, saboreo delante de algo que la acompaña como un buen queso o jamón. Como han expresado otros compañeros y compañeras, no quiero renunciar a ese placer porque esto me ayuda, entre otras cosas, a seguir caminando por este sendero un poco mas estrecho que el de los demás, que es la vida. No consumo otras bebidas alcoholicas, pero tampoco renuncio a esas dos porciones de vino diarias que se presentan como tolerables para las personas diabeticas. En alguna ocasion las he superado (muy pocas veces), pero tampoco me he arrepentido porque estas lo merecían.

La mejor reflexión que he leido hoy dia, saludos.

Web-Stat web statistics