Vitaminas para el espíritu


#1

Recuerda que eres “alma, cuerpo y espíritu”, por lo tanto he aqui una reflexión para nutrirnos espiritualmente:

Tú eres el recipiente, Dios es el contenido. Déjate llenar.
Tú eres la playa, ÉL es el mar. Déjate inundar.
Tú eres el campo, El es el sol. Déjate calentar.
Tú eres el instrumento, Dios es el Maestro. Déjate usar.
Tú eres el hijo, ÉL es el Padre. Déjate llevar.

Espero que nos encontremos en el chat, tu amigo Luis L. Gavin


#2

Simplemente hermoso tu mensaje… Besos !


#3

Muy bien Luis, “bellas palabras”, que Dios te bendiga y te siga usando.
Un abrazo grande


#4

Hola Luis!!!
Preciosas palabras y muy buén mensaje en ellas.
Grácias,por comunicarte y darnos estos hermosos escritos,cada día.
Nos vemos.
Un abrazo!!!
Cuidate!!!


Web-Stat web statistics