Viviendo con diabetes: las bases


#1

¿Qué es la diabetes?
La diabetes ocurre cuando el cuerpo de la persona no fabrica suficiente insulina o no usa la insulina de la manera correcta. La insulina ayuda a que sus células conviertan el azúcar en la sangre (también llamado glucosa) en energía. La diabetes puede hacer que el azúcar se acumule en su sangre.

La diabetes por lo general se clasifica en diabetes tipo1 o tipo 2. Si usted tiene diabetes tipo 1 su cuerpo produce una cantidad insuficiente de insulina o no produce insulina. Si usted tiene diabetes tipo 2, su cuerpo produce algo de insulina, pero no la puede utilizar de la manera adecuada, o no produce la cantidad suficiente para controlar su nivel de azúcar en la sangre. La mayoría de adultos que tienen diabetes tienen diabetes tipo 2.

¿Qué problemas de salud puede causar la diabetes?

Llame a su médico si:
• Empieza a sentir mucha sed y está orinando con más frecuencia de lo que es usual.
• Tiene náuseas o vomita más de una vez.
• Baja de peso una cantidad significativa.
• Comienza a respirar más profundo y más rápido.
• Su aliento tiene olor a removedor de esmalte de uñas (quitaesmalte).
• Empieza a temblar, sentirse débil y soñoliento, y luego se siente confundido o mareado o empieza a ver borroso.
• Se siente sin coordinación.
• Tiene una llaga, vesícula o herida —especialmente en los pies— que no le sana.
Con el tiempo, los niveles elevados de azúcar en la sangre pueden dañar los ojos, los vasos sanguíneos, los nervios y los riñones. El daño a sus nervios puede traer como consecuencia llagas en los pies, problemas relacionados con la digestión e impotencia. El daño a sus vasos sanguíneos aumenta su riesgo de sufrir un ataque al corazón y un derrame (embolia) cerebral . Muchos de estos problemas pueden retrasarse o prevenirse con tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento para la diabetes?

La meta del tratamiento para la diabetes es mantener su nivel de azúcar en la sangre lo más normal posible; no demasiado alto (híper glicemia) ni demasiado bajo (hipoglicemia).

El primer paso es llevar una saludable para la nutrición y hacer ejercicio. Esto puede querer decir que usted tendrá que cambiar sus hábitos con respecto a su dieta y ejercicio. Usted también tendrá que cuidar de su peso, o inclusive bajar de peso, para mantener su nivel de azúcar en la sangre lo más cercano que sea posible al valor normal. Su médico le informará sobre los distintos tipos de alimentos que usted debe comer y qué tanto ejercicio va a necesitar cada semana.

Hacer chequeos regulares del azúcar en la sangre es una clave para que le ayudara a controlarla. Los chequeos de azúcar en la sangre le pueden ayudar a ver cómo la comida, el ejercicio y la insulina o el medicamento afectan su nivel. Chequear su nivel de azúcar en la sangre también le permite a usted y a su médico cambiar su plan de tratamiento si esto es necesario.

Algunas veces dieta y ejercicio solamente no le permiten mantener su nivel de azúcar en la sangre a un nivel normal. Entonces, su médico le hablará acerca de otros tratamientos tales como medicamentos de la insulina.

¿Cómo puedo chequear mi nivel de azúcar en la sangre?

Siga las recomendaciones que su médico le da y las instrucciones que vienen con el medidor de glucosa. En general, deberá seguir los pasos que se describen abajo. Los tipos de medidores distintos funcionan de manera diferente; por lo tanto, asegúrese de pedirle a su médico consejo específico para su medidor.

  1. Lave sus manos y séquelas antes de hacerse el examen.
  2. Use una toallita impregnada con alcohol para limpiar el área en que se va a pinchar. Para la mayoría de medidores de glucosa usted se pincha la yema del dedo. Sin embargo, con algunos medidores, usted también puede usar el antebrazo, el muslo o la parte carnosa de su mano. Pregúntele a su médico qué lugar debe usar para su medidor.
  3. Pínchese con una lanceta estéril para obtener una gota de sangre. Si se pincha la yema del dedo, posiblemente sea más fácil y menos doloroso pincharse a un lado y no en el centro.
  4. Coloque la gota de sangre en la tira de prueba.
  5. Siga las instrucciones para insertar la tira de prueba dentro del medidor de glucosa.
  6. El medidor le indicará un número que representa su nivel de azúcar en la sangre.

¿Con qué frecuencia debo chequear mi nivel de azúcar en la sangre?

Sugerencias para chequear su nivel de azúcar
• Preste atención a las fechas de caducación de las tiras reactivas del examen.
• Use una gota de sangre lo suficientemente grande.
• Asegúrese que el medidor está en la colocación correcta.
• Mantenga su medidor limpio.
• Chequee las baterías de su medidor.
• Siga las instrucciones del examen cuidadosamente.
• Escriba los resultados y enséñeselos a su médico.

Chequee su nivel de azúcar en la sangre tan a menudo como lo sugiera su médico. Probablemente usted tendrá que hacerlo más a menudo al comienzo. También lo deberá chequear con más frecuencia cuando se sienta enfermo o estresado, durante los tiempos en que está haciendo cambios en su medicamento o si está embarazada. La gente que toma insulina puede tener que verificar sus niveles con mayor frecuencia.

Haga un seguimiento de los niveles de su glucosa anotándolos. Usted también puede hacer un seguimiento de lo que ha comido ese día y de cuan activo ha estado durante el día. Esto le ayudará a ver cómo la comida y el ejercicio afectan su nivel de azúcar en la sangre.

¿Cuál debe ser mi nivel de azúcar en la sangre?

Hable con su médico para saber qué rango de niveles de azúcar en la sangre es mejor para usted. Un nivel entre 80 y 120 antes de las comidas con frecuencia constituye una buena meta; pero no toda la gente con diabetes puede disminuir su nivel de azúcar en la sangre tanto.

Asegúrese de hablar con su médico acerca de qué debe hacer si su nivel de azúcar en la sangre no está dentro del rango de valores que es el ideal para usted.
¿Cómo afecta la comida mi nivel de azúcar en la sangre?
Cada vez que usted come le pone azúcar a su sangre. Comer de la manera correcta le puede ayudar a controlar su nivel de azúcar en la sangre.

Es importante que usted aprenda como lo que usted come afecta su nivel de azúcar en la sangre, cómo se siente y su salud en general. Como regla general, comer una dieta saludable es lo sabio. Su médico le puede sugerir una consulta con un nutricionista (nutricéutico), el cual le puede enseñar cómo tomar decisiones sabias con respecto a las opciones de alimentos. Vea el cuadro de abajo para obtener consejos para comer adecuadamente.

Consejos para comer adecuadamente
• Coma más o menos a las mismas horas todos los días. Esto ayuda a mantener estables sus niveles de insulina o medicamento y de azúcar.
• Trate de comer 3 veces al día. Tome un bocado pequeño antes de acostarse si está tomando medicamento o insulina. Evite comer otros bocados a menos que esté haciendo ejercicio o tratando una hipoglicemia.
• Si usted tiene sobrepeso, baje de peso. Perder aun cuando sea poco peso, tal como 5 ó 15 libras puede disminuir sus niveles de azúcar en la sangre.
• Coma bastante fibra. Los vegetales de hojas verdes, los granos y las frutas son buenas opciones. La fibra le ayuda a sentirse lleno y también es buena para la digestión.
• Coma pocas calorías “vacías” tales como comidas con un alto contenido de azúcar, grasa y alcohol.

¿Y acerca del alcohol y el cigarrillo?

Usted debe dejar el cigarrillo lo antes posible. Probablemente no le hará daño beber un poco de alcohol. Pero es mejor no tomar más de 1 porción al día con una comida. Una porción son 4 onzas de vino, 12 onzas de cerveza o 1,5 onzas de licor fuerte. Si bebe con el estómago vacío se está arriesgando a causar una baja de azúcar en su sangre. Hable con su médico acerca de cuánto alcohol puede usted consumir sin que esto represente un riesgo para su diabetes.
¿Y el ejercicio me ayudará con mi nivel de azúcar en la sangre?
Sí. Hacer ejercicio es muy bueno, especialmente para la gente con diabetes, puesto que le puede ayudar al cuerpo a usar la insulina de una manera más eficiente, lo cual trae como resultado un nivel de azúcar en la sangre más bajo.

El ejercicio también es bueno para su corazón, para sus niveles de colesterol, para su presión arterial y para su peso; todos los factores que afectan su riesgo de tener un ataque al corazón y un derrame (embolia).

El ejercicio también parece que hace que la gente se sienta mejor acerca de si misma y menos ansiosa.

Hable con su médico acerca de comenzar un programa de ejercicio. Él o ella le pueden ayudar a hacer un plan.

¿Qué es la prueba de hemoglobina glicosilada?

La prueba de la hemoglobina glicosilada es una prueba que su médico le puede hacer. Un tipo común de hemoglobina glicosilada es la A1C. El nivel de hemoglobina A1c le muestra a su médico qué tan bien se ha controlado el nivel de azúcar en la sangre durante un período de uno a tres meses anteriores. Le ayuda a su médico a saber qué tan efectivo es su método de tratamiento actual y a decidir si necesita hacer cambios.


#2

Muy completo informe.
Gracias por compartirlo.
Un abrazo.
sandra Lis Gómez


#3

Muy buena, pero muy buena información, aunque la mayoria de los que estamos aquí ya conocemos como cuidarnos, siempre es bueno que alguien no lo recuerde, gracias y un abrazo


Web-Stat web statistics