Y tu qué opinas ¿la diabetes duele?


#1

En los días pasados, un grupo de amigos (personas con diabetes y papás de niños con diabetes) platicamos sobre las distintas opiniones sobre la diabetes y dolor. Las opiniones, como los niveles de glucosa, fueron muy diferentes.

Aquí puedes consultar algunas de ellas

¿Tú qué piensas? ¿La diabetes duele?


#3

Hola Mariana, :raised_hand: a mi hace solo 6 meses que me diagnosticaron diabetes tipo 1 y puedo decirte sinceramente que físicamente y emocionalmente aun me duele, claro no todo el tiempo pero si seguido.Tuve la oportunidad de conocer personas de mi edad que también tienen diabetes pero declarada ya hace mas de 6 años que me dicen y demuestran que su dolor ya no esta presente constantemente que pueden sobrellevar la enfermedad, asimilarla y aceptarla… es por esto que llegue a la conclusión de que con el tiempo uno aprende a no sufrirla o padecerla pero no se si el tiempo quita el dolor…


#4

La diabetes de mi Esposo si muchas veces me duele, me duele sentirlo molesto cuando a pesar de todo sus niveles son altos, me duele saber que es una lucha constante entre lo que quiere y lo que debe comer que no siempre coinciden, me duelen sus días malos, me duele sobre todo no poder hacer mas para ayudarlo.


#5

Hola Diaz_sol, supongo que cada uno de nosotros tiene una forma distinta de adaptarse al cambio en nuestro estilo de vida. Llevar a cabo instrucciones y cambiar nuestras dinámicas no siempre es sencillo. Desde mi punto de vista creo que acostumbrarse al dolor físico es lo menos difícil y aceptarse uno tal como es (con diabetes ahora) es con frecuencia la parte complicada. Qué gusto leer que hay gente como tú que reflexiona y medita sobre el tema y que ayuda a otros (participando en esta comunidad por ejemplo) a incorporarse nuevamente y aceptarse y ayudar a otros.

:smile:


#6

@Conc eso te hace humano, comprender el dolor del otro es característica de las personas empáticas, y son ese tipo de personas las que necesitamos junto a nosotros. Tu esposo es afortunado al tenerte cerca.


#7

Muchas gracias por tus palabras, creo que esta nueva etapa de mi vida es la que me llevo a poder reflexionar las distintas situaciones para poder superarlas de la mejor manera, es por eso que todos los dias trato de mantener mi meta de ser feliz, fuerte, y sobre todo aceptarme para vivir plena… aunque casi todos mis dias tienen sus momentos frustrantes cuento con mucha gente que me acompaña y recuerda mi pensamirento, y ahora tambien esta nueva comunidad con la que me siento mas comprendida o por hay no tan rara( sin ofender solo me refiero a que compartimos experiencias ) jiji… muchas gracias !!


#8

Hola :smile: yo llevo 7 años con diabetes tipo 1, y como muchos creo que duele de distinta manera para distintas personas.
Creo que a un joven le averguenza la manera en que sus amigos y las chicas (me refiero a pretendientes) lo verán. A un adulto, tal vez le duela la manera en que la enfermedad se refleja en su relación de pareja. A un anciano puede dolerle el incapacitarlo para muchas actividades.
Aunque a veces pasa que el círculo que nos rodea sufre más que nosotros mismos: Está la mamá que sufre al ver llorar a su pequeño hijo por tener que inyectarse. Está quien sufre por ver a su pareja con complicaciones. Y así un sin fin de dolores y sufrimiento emocional.
Pero creo que todos estos dolores (que por cierto, los he asociado más a lo emocional, pues creo que lo físico es “acosumbrable”) tienen su solución en cierta medida.
De más está decir que un cuidado óptimo puede evitarte un montón de complicaciones físicas. Pero a veces esto no es suficiente, a veces pasa por un tema de autoestima, de valorarse, de quererse, de aceptarse tal como se es.
Muchas veces quien no se cuida lo hace como acto de rebeldía. Y claro, termina teniendo complicaciones físicas, pero estas mismas complicaciones son CONSECUENCIA de un problema emocional antes que físico propiamente tal.

Creo que quien es capaz de aceptarse y de quererse, es capaz de cuidarse y de vivir sano.
Quien es capaz de cuidarse y vivir sano, es capaz de darle tranquilidad a la familia.
Y si la familia está feliz, quien “sufre” la enfermedad está feliz, y ya no la sufre, sino que vive con ella.

Saludos :smile:


#9

Un dolor emocional mas que físico, de acuerdo con ese punto y si los cercanos tal vez mas que el enfermo.

La parte de la verguenza no la entiendo pero claro no soy diabetica así que no tengo es perspectiva.


#10

La verguenza creo que se da más en adolescentes. Lo digo por experiencia, los niños pueden ser crueles, y eso logra intimidarte y hacerte esconder lo que eres. Pero finalmente, creo que todo es una cuestión de actitud :smile:


#11

Hola Mariana, llevo con la diabetes desde el 2009, al principio física y emocionalmente dolía, ahora luego de tiempo, ese dolor se tornó llevadero y menos complicado de llevar. Principalmente es una gran cuota de convicción sobre lo que conlleva a mantenernos firmes y seguir adelante ante la adversidad.

La diabetes debe ser una aliada, no un enemigo.

Saludos,

Luis Carlos


#12

Hola!

A mi señora y a mi la diabetes nos duele muchísimo mental y emocionalmente. Nos duele cuando Cami (nuestra hija) nos dice que ya no quiere ser mas diabética, que no se quiere pinchar mas, que quiere ser como era antes. Ahí es que con los ojos llenos de lágrimas le decimos que puede llevar una vida normal, como la de sus amiguitos, pero que debe tener mas cuidado en lo que come y que la insulina que le aplicamos la ayuda a estar bien. Ella en ese momento lo acepta y se va a jugar pero a nosotros nos deja tirado por el piso.

Aún nos cuesta acostumbrarnos.

Saludos.


#13

Qué gran participación! Hasta ahora tenemos en común el reconocimiento del dolor emocional y mental por la diabetes propia o la del ser querido. En el caso de los niños resulta mucho más sencillo adaptarse y madurar hasta acostumbrarse. Estoy segura, sin embargo, de que a mis papás aún les duele verme diferente y que desearían una cura YA. Qué alivio tener padres así siempre ocupados no?


#14

Mariana hola preciosa
Yo no estoy de acuerdo contigo en cuanto a que es más fácil acostumbrarse al dolor físico que al emocional.
Dolor es dolor, y una persona con dolor físico constante ya no sabe donde meterse aunque tome analgésicos.
Ahora un dolor emocional tambien tiene sus analgésicos tanto reales como emocionales.
He pasado mucho dolor de los dos tipos y puedo decir que salir de cualquiera es un esfuerzo titánico. Aún teniendo un alto grado de tolerancia a ambos tipos de dolor.
Un saludo cálido


#15

Después de haber leído los blogs, post o páginas, coincido con que en diferentes maneras la diabetes duele, en lo que a mi respecta, hay días en que no me duele inyectarme y medirme la glucemia con un pinchazo en mis dedos, y otros en los cuales me duelen los dedos, me duele inyectarme tanto en mis brazos, piernas y estomago, pero eso es solo físico, y también existen los días en que me duele emocional y psicológicamente, pero bueno no hay que dejarse caer y seguir adelante, poniéndole buena cara a la vida. Saludos


#16

GUZ
PRIMERO TE COMPRENDO TOTALMENTE EN TU SENTIR. NO ES LO MISMO COMO PADRE VIVIR CON ESA SITUACION PARA TODA TU VIDA Y LA DE TU PEQUEÑA A SOLO VERLO EXTERIORMENTE, CUALQUIER OTRA PERSONA.
POR MI PROFESION HE TRABAJADO POR 30 AÑOS CON NIÑOS CON CAPACIDADES DIFERENTES FISICAMENTE. Y COMO EDUCADORA DUELE EN “LA PIEL” MUCHAS VECES VER A LOS NIÑOS. SIN EMBARGO VE LA MARAVILLA DE FORTALEZA Y LECCION QUE TU CHIQUITA LES DA, VIVE EL AQUI Y AHORA, CLARO QUE REPELA POR TODO LO QUE NO LE AGRADA CONLLEVA SU SITUACION DE VIVIR CON DIABETES, PERO AL ACEPTAR LO QUE USTEDES LE DICEN PORQUE CONFIA EN USTEDES Y SON FIRMES POR SU BIEN, ELLA LO ASUME, SAN SE ACABO Y SE VA A JUGAR, ES DICIR SU AQUI Y AHORA .
GRAN LECCION QUE LOS NIÑOS REALIZAN CON MAYOR FRECUENCIA QUE LOS ADULTOS QUE NOS QUEDAMOS EN EL PASADO O ANHELAMOS UN FUTURO INCIERTO.
TE LO DIGO POR EXPERIENCIA, LA CALMA MITIGARA ESE DOLOR EMOCIONAL EN USTEDES, PORQUE EL IMPULSO A LA VIDA LO PIDE AL IGUAL QUE EL DE SU PEQUEÑA.
UN ABRAZO CALIDO
MARTHA EUGENIA


#17

Hola Martha Eugenia, muchas gracias por tus lindas palabras!
Un fuerte abrazo.
Guz.


#18

Cuando la diabetes de mi esposo se le diagnostico mi hijo menor tenia 1 año el mayor 3, mi esposo desde su diagnostico sufrió emocionalmente la posibilidad de no vivir los suficiente para verlos crecer y nos lo hizo saber en varias ocasiones, Fue duro ver que mis hijos vivieran con eso.

No creyó vivir los suficiente y le preocupaba nuestro futuro, de unos años para acá esta mas relajado en ese aspecto.

Ahora a reinventar planes y proyectos la vida lo sorprendió y sigue vivo estable y jubilado. Los Hijos terminaron sus estudios y dejaron el nido fueron siempre responsables y consientes.

Viva la vida. :kissing_heart:


#19

Si con la diabetes de un ser querido adulto es doloroso , con una pequeñita debe ser Terrible
, un abrazo y mucho animo.


#20

GUZ


#21

Hola corazón, de hecho no se espera que nadie esté de acuerdo con la postura del otro. Todos tenemos distintas manera de afrontar, tolerar y expresarnos sobre el dolor, es lo que nos hace (entre otras cosas) individuos únicos e irrepetibles.


Web-Stat web statistics